Con Windows XP se han ido también las ventas de ordenadores

Con Windows XP se han ido también las ventas de ordenadores

Carlos González

La estadounidense dedicada a la tecnología ha presentado su informe financiero correspondiente al primer trimestre de este año 2015 con cifras que pretenden mejorar, y que achacan directamente al sistema operativo de escritorio Windows XP, de Microsoft. Según han señalado, la marcha de Windows XP está dañando al sector.

La importancia de Windows XP, como hemos podido ver hasta casi un año después de que se cerrase su período de soporte extendido, alcanza aún el 18% de los ordenadores a nivel global. Aunque se están tratando de reducir estas cifras al mejor ritmo posible, lo cierto es que la cuota de mercado demuestra el error de Microsoft. Y no ha sido acabar con el soporte de Windows XP, sino no ofrecer después un sistema operativo que atraiga a los consumidores.

En cuanto a ordenadores, Microsoft alcanza la mayor cuota de mercado con Mac OS de Apple a la sombra y GNU/Linux por detrás. La responsabilidad de Microsoft en el sector que ocupa es más que evidente, una responsabilidad que llevaron de forma más que satisfactoria con Windows 7, pero con la cual no han cumplido desde entonces.

apertura-windows-10-one-platform

Los usuarios no quieren Windows 8

Se han ofrecido determinadas facilidades para tratar de favorecer la cuota de mercado de versiones posteriores a Windows XP y, progresivamente, Windows 7 ha ido ganando protagonismo. Sin embargo, el crecimiento de Windows 8 está entorpecido desde sus inicios, puesto que no ha conseguido convencer a los usuarios. Lo piensan así los consumidores, lo señalan desde Intel y, además, las cifras de ventas soportan esta teoría.

Es cierto que las tabletas están quitando protagonismo a los ordenadores, principalmente a los portátiles y ultrabooks. No obstante, desde Intel consideran que no mantener el soporte de Windows XP ha provocado que caigan las ventas de ordenadores, y es que los usuarios siguen encontrando en esta solución de software exactamente lo que necesitan. Ahora, durante 2015, Microsoft encara una nueva oportunidad con Windows 10 que, evidentemente, les dañaría de forma notable si la vuelven a dejar escapar.