Yoigo y MásMóvil quieren quedarse con las redes de Orange

Escrito por David Valero
Operadores

La operación de compra de Jazztel por parte de Orange está provocando importantes movimientos paralelos en el mercado de las telecomunicaciones en España. Tanto Yoigo como MásMóvil están al acecho de las redes que la operadora naranja pueda verse obligada a vender al solaparse con las de Jazztel, para de ese modo la nueva propietaria de las mismas pueda seguir expandiendo su negocio en nuestro país.

MásMóvil y Yoigo son dos de las operadoras que más fuerte han apostado en los últimos meses. La primera de ellas lleva tiempo embarcada en un proceso de reestructuración y expansión de su negocio que pasa por seguir adquiriendo infraestructuras y redes para consolidarse como la quinta operadora del país y la líder entre los operadores móviles virtuales. Por su parte, la empresa de Eduardo Taulet llevó a cabo un cambio de rumbo en su estrategia para volver a captar clientes  y vería en las redes a las que Orange debería renunciar una oportunidad para asentar aún más su estrategia de cara al futuro.

Europa ha puesto diversas trabas a la compra de Jazztel debido al impacto sobre la competencia que puede tener en el sector de las comunicaciones la unión de estas dos compañías. De ese modo, según informa el periodista Ignacio del Castillo de Expansión, el último capítulo de este largo culebrón pasa por que desde Orange se acepten algunas concesiones que supondrían deshacerse de las redes que se solapen con las de Jazztel una vez que ambas empresas formen parte del mismo grupo.  La operación de compra de Jazztel es clave para el sector ya que significaría volver a un tiempo en el que únicamente había tres compañías ofreciendo servicios simultáneos de telefonía e Internet fijo y móvil.

yoigo

Las redes de fibra serían unas de las más cotizadas

Entre las redes a las que Orange tendría que renunciar, las de fibra óptica parecen unas firmes candidatas a ser exigidas por la Comisión Europea para dar luz verde a la operación. Este organismo tendrá de plazo hasta el próximo 30 de abril para decidir al respecto. Aunque parece que Orange llevaría a cabo las condiciones impuestas, en su mano estará dar la llave a operadoras como Yoigo y MásMóvil, para asentarse con garantías en el negocio de los servicios de telecomunicaciones fijas residenciales. De momento parece que Yoigo es la compañía que partiría con un mayor interés pero el escenario planteado puede resultar siendo atractivo para otras operadoras. Tocará esperar para ver hacia donde se dirige el mercado.

 

Fuente > Expansion

Continúa leyendo
Comentarios
5 comentarios
  1. carnii 11 Mar, 15 3:02 pm

    igual me llamais loco, pero no podria optar pepephone a estas antenas aun sabiendo el coste que conlleva

    1. Bronx1986 11 Mar, 15 5:45 pm

      El artículo está hablando de la red de fibra óptica, no de las antenas…

  2. Liceto 11 Mar, 15 3:05 pm

    Como jazztel sea comprado por orange me quito del tiron para no darle a esos chorizos mi dinero….

  3. fruizalonso 11 Mar, 15 5:08 pm

    A ver a ver, corregidme si me equivoco pero Jazztel no tiene red propia de telefonía móvil, ¿no?. En ese aspecto opera como un OMV más. Y encima utiliza los repetidores de Orange, ¿no?.

    Como la noticia no se refiera a la red de telefonía fija, no lo entiendo. MasMovil es una OMV, y Yoigo una operadora de telefonía móvil que tiene más de OMV que de operadora con red propia (si no fuera por su acuerdo con Movistar, su cobertura sería casi simbólica).

    Entonces, ¿pa qué narices necesitarían MasMovil o Yoigo la red de cobre/fibra de Jazztel u Orange?.

    1. Bronx1986 11 Mar, 15 5:50 pm

      Sí, lo que yo entiendo es que el artículo habla de la red de telefonía fija.

      El motivo por el que yo veo que puede interesar la red de telefonía fija de Jazztel/Orange tanto a Yoigo como a MasMovil es la posibilidad de expandir su negocio a la telefonía fija, y poder así ofrecer a sus clientes paquetes convergentes de FTTH y movil. Yoigo ya lo ofrece a través de la fibra de Movistar, pero el margen con el que trabajan es muy bajo.