Admiten que las cifras de la piratería son falsas

Admiten que las cifras de la piratería son falsas

Carlos González

Constantemente recibimos informes y estadísticas que apuntan a cifras exactas sobre el impacto económico de la piratería. Ayer, el Gobierno de los Estados Unidos reconoció, en un nuevo informe, que es «difícil, si no imposible, cuantificar el impacto de la piratería sobre la economía». Aunque datos de este tipo son ofrecidos con frecuencia, la Oficina de Cuentas del Gobierno de los Estados Unidos siembra la duda sobre la metodología con que se recogen.

Cuando se habla sobre pérdidas que genera la piratería, lo primero que debemos tener en cuenta es que, comúnmente, se trata la cifra de descargas ilegales como equivalente a las ventas no producidas. Es decir, generalmente se suelen considerar 1.000 descargas ilegales como 1.000 ventas de música o películas -entre otros- que no se han producido. Según esta consideración, si cada una de estas descargas habría supuesto para la industria un ingreso unitario de 3 euros (por precio), hablaríamos de unas pérdidas de 3.000 euros.

apertura-pirateria-peliculas

No todos los que han descargado habrían comprado

Este es uno de los principales problemas, y por tanto no debería sonar extraño que la Oficina de Cuentas del Gobierno de los Estados Unidos haya criticado la metodología con que se elaboran estos informes estadísticos. Ahora bien, desde el Gobierno de los Estados Unidos también han hecho referencia a la frecuencia con que se extrapolan los datos de países sí entrevistados a los de otros países de los cuales no se han tomado muestras.

Concretamente, la GAO explica que «es difícil, en base a la información proporcionada en los estudios, determinar cómo los propietarios de derechos de autor manejan hipótesis clave como las tasas de sustitución y la extrapolación de la muestra de encuestas a la población en general». Por lo tanto, no quiere esto decir que la piratería no tenga consecuencias negativas sobre la economía en el sector privado y público. Simplemente, quiere decir que las cifras de piratería que con frecuencia nos ofrecen no son en absoluto fiables.