El futuro de la carga inalámbrica pasa por la luz infrarroja sin base y en movimiento

Escrito por Carlos González
Hardware

Llevamos años con dispositivos móviles compatibles con la carga inalámbrica. Sin embargo, esta tecnología no termina de calar en el mercado, principalmente debido a las complicaciones que supone mantener el terminal en una base de carga de forma estática. En realidad, pocas ventajas nos ofrece aún. Sin embargo, Wi-Charge prepara una tecnología de carga inalámbrica realmente revolucionaria, gracias a la luz infrarroja.

Consejo: Cómo hacer que dure más la batería de tu Android.

Si has usado un televisor con mando a distancia -seguro que sí, espero- sabrás que puedes interactuar con el televisor siempre y cuando no haya objetos entre emisor y receptor de luz infrarroja. Pues bien, esta es la única premisa que debemos conocer para comprender la tecnología que os mostramos y que nos han enseñado en MovilZona. La tecnología de Wi-Charge está basada en un emisor de luz infrarroja que colocaríamos, por ejemplo, en el techo de una habitación. ¿El resto? Un dispositivo compatible que reciba la luz que aporta esta energía, un suministro de electricidad continuo.

Es capaz de entregar hasta 10 vatios en áreas superiores a 9 metros cuadrados y, ojo a esta puntualización, permite la carga simultánea de varios dispositivos, según los máximos de potencia que entrega. El coste de los “emisores” rondará los 100 euros al cambio y comenzarán a distribuirse en 2016. Ahora bien, el mayor problema que se plantea es que los fabricantes de dispositivos tengan el mismo interés que los usuarios, puesto que sin “receptor” en los terminales no servirá de nada un transmisor de este tipo.

Destacado: uBeam, o cómo cargar tu teléfono inteligente a varios metros de distancia.

¿Llegará este tipo de carga inalámbrica a los usuarios

En cualquier caso, ya hemos visto cómo importantes fabricantes de la industria tecnológica se interesan por sistemas de carga inalámbrica bastante menos llamativos y, en definitiva, funcionales. Por lo tanto, se trata sin duda de un interesante avance para la tecnología de un sector, el de la telefonía móvil, en que las baterías, la autonomía y la carga están en el foco de interés en estos momentos.

Fuente > CNET

Continúa leyendo
Comentarios
1 comentario
  1. Aegis 11 Mar, 15 10:49 am

    Hace falta la carga ultrarrápida más que esto porque los infrarrojos implican que si lo tienes en el bolsillo, probablemente no llegue la señal de carga, hace un tiempo se vio en este portal una noticia acerca de una lámina desarrollada por una universidad, que era barata de fabricar, y que implementada en una batería convencional hacía que se cargase en 2-3 segundos al completo, algo como eso sí que sería revolucionario y eliminaría gran parte de las molestias de cargar el móvil, porque esto es poco más que tener un cable largo conectado al enchufe xD