Samsung bate a Qualcomm con procesadores de 14 nm más rápidos y eficientes

Hardware

El pasado año 2014, la compañía surcoreana líder en tecnología de consumo -Samsung- sorprendió incorporando, en el Samsung Galaxy Alpha, el primer procesador de 20 nanómetros. Gracias a una mayor densidad de transistores, Samsung ha sido capaz de ofrecer un rendimiento excepcional con un consumo reducido, aportando así una excelente autonomía con baterías de menor capacidad. Ahora, Samsung vuelve a marcar las pautas con sus procesadores de 14 nanómetros.

Mientras otros fabricantes de procesadores se han centrado en exprimir las cifras relativas a la frecuencia del reloj, o bien a los cores del procesador, o incluso a la arquitectura del mismo… Samsung ha vuelto a dar un golpe sobre la mesa con un aspecto algo descuidado en la industria: el proceso de fabricación. Una vez más, la surcoreana ha reducido en varios nanómetros las dimensiones de sus procesadores, aumentando así la densidad de transistores y permitiéndose alcanzar una mayor potencia al mismo tiempo que reduce el consumo energético.

Recordamos: Los smartphones se pasan a los 20 nanómetros.

globalfoundries-14nm-xm-1348337755

Qualcomm se mantiene a la sombra de Samsung

La importancia que Qualcomm ha conseguido en la industria de la telefonía inteligente es evidente, y queda demostrada en el catálogo de dispositivos móviles, en el cual descubrimos que la mayoría incorporan sus chipsets. Ahora bien, parece que Samsung no quiere ceder terreno y se mantiene por delante en la fabricación de estos componentes de hardware. Buena prueba de ello es que Samsung ha comenzado la fabricación masiva de chipsets Exynos 7 de 14 nm,

En este sentido, la surcoreana ha adelantado por la derecha a Qualcomm, que aún se mantiene con procesadores de 20 nm. Ahora bien, no sólo este hecho proyecta sombra sobre el gigante Qualcomm, sino que además, como hemos podido conocer en los últimos días, todo apunta a que Samsung privará a Qualcomm del privilegio de montar sus componentes en el Galaxy S6. Y la noticia no ha venido dada sin una justificación, sino que las mismas filtraciones señalan que Samsung ha desconsiderado sus procesadores por “problemas de calentamiento”.

Años después, Qualcomm prueba su propia medicina

Con el HTC One Max, Qualcomm mostró una cara que nunca antes habíamos visto. En aquel momento, el protagonismo de Qualcomm en la industria ya era obvio, pero nunca les habíamos visto ejercer tal posición de una forma tan evidente. Aunque HTC sigue demostrando su capacidad para innovar en la industria, y así se mantiene con una calidad de sonido por encima de sus competidores gracias a la tecnología BoomSound, Qualcomm decidió “castigar” al gigante con sede en Taiwan por no representar un nivel de ventas interesante para ellos. Evidentemente, después de esto han vuelto a trabajar juntos, pero HTC se ha dejado ver en repetidas ocasiones junto a uno de los más temidos por Qualcomm: su competidor MediaTek.

En esta ocasión, “papá Samsung” ha llegado para ponerle las cosas en su sitio a Qualcomm. Y es que, aunque el fabricante de chipsets ha venido marcando las pautas en su categoría, Samsung se mantiene como una compañía considerablemente más grande por posicionamiento, situación financiera y capacidad de producción, así como campos que ocupa dentro del sector de la tecnología. De hecho, poder permitirse la fabricación de sus propios procesadores implica reducir considerablemente los gastos, mientras que además ofrecen a los consumidores un componente más avanzado que el de la competencia.

Así son los procesadores de 14 nm de Samsung

Para la creación de este tipo de procesadores, Samsung se ha servido de la tecnología FinFET de ARM. Una vez más, como adelantábamos, Samsung ha conseguido dar un importante salto en la densidad de transistores. Gracias a esta modificación sobre su proceso de fabricación, Samsung es capaz de ofrecer procesadores un 20% más veloces en comparación con los de 20 nm y, por otra parte, reduciendo su consumo en un 35%. Además, aseguran desde su portal oficial, estos nuevos procesadores son un 30% más productivos.

Sin duda, la clave de estos nuevos componentes está en optimizar la relación potencia – consumo, lo que determina un rendimiento mayor en los teléfonos inteligentes y tabletas que lo incorporen, pero en ningún caso implica sacrificar autonomía. Entre los planes de futuro de Samsung, por otra parte, cabe recordar que pretenden llegar a los 10 nm durante el próximo año y, en 2018, ofrecer procesadores de 7nm. El salto definitivo se produciría dentro de tan solo 5 años, en 2020, con procesadores de tan solo 5 nm.

Por otra parte, tampoco podemos olvidar que Samsung volverá a formar parte de la fabricación de chipsets para teléfonos inteligentes Apple de nueva generación. Esto quiere decir que, un año más, el gigante surcoreano tendrá que ver con el Apple A9, que se espera esté presente en el iPhone 6s y el iPhone 6s Plus. De esta forma, Apple también daría el salto desde los actuales 20 nm a los 14 nm que Samsung ya está produciendo.

Escrito por Carlos González

Fuente > Samsung Tomorrow

Vía > El Androide Libre