Televisores 3D sin gafas ¿la salvación de esta tecnología?

Televisores 3D sin gafas ¿la salvación de esta tecnología?

Claudio Valero

Los televisores 3D han pasado de la primera plana de la actualidad a casi desaparecer de nuestro día a día. Muchos tenemos uno de estos equipos en casa, pero la realidad es que industria ha comenzado a mirar hacia otro lado llamado 4K y a dejar de lado esta tecnología. Ultra D permite contenidos 3D sin gafas y nos preguntamos si podría ser la salvación de esta tecnología.

A principios de enero publicábamos Televisores 3D: crónica de una muerte anunciada, un artículo que reflejaba la falta de interés por esta tecnología que han mostrado los fabricantes en sus nuevos modelos. Un paseo por las novedades presentadas a principios de año ha sido suficiente para darnos cuenta de que hay un nuevo sheriff en la ciudad y se llamada 4K UHD. Los televisores adaptados a estas altísimas resoluciones están empezando a ganar popularidad, mientras que los 3D quedan en el olvido, pero ¿serviría de algo implementar tecnología para ver contenidos tridimensionales sin gafas?

apertura-3d-muerto

Eso es lo que ofrece Ultra D, un 3D sin gafas que ha estado mostrándose en las ferias de tecnología durante los últimos dos años. Sus responsables esperan incorporar el sistema a algunos televisores domésticos durante este año, en lo que podría ser un nuevo renacer para las contenidos tridimensionales. Ellos como tal no fabrican televisores, sino que venden su tecnología a terceros para que la incluyan en sus equipos. Estiman que el coste de incluir Ultra D es de un 10% del precio de mercado de esa televisión. Aunque Ultra D promete mucho más que 3D sin gafas. También incorpora un procesador Qualcomm Snapdragon para convertir cualquier contenido 2D en 3D en tiempo real.

ultra-d

No sabemos si prescindir de las gafas puede darle una segunda vida al 3D en el hogar pero a buen seguro que encuentra acomodo en otros sectores. Publicidad tridimensional en los carteles de publicidad de la calle por ejemplo. El caso es que pronto veremos en que queda todo esto.

¿Le daríais una oportunidad a una tele 3D sin gafas?