No todas las versiones de Windows 10 serán gratuitas

No todas las versiones de Windows 10 serán gratuitas

Carlos González

El pasado día 21 de enero, la compañía de Redmond, Microsoft, anunciaba que su sistema operativo de escritorio Windows 10 será gratis, aunque sólo para aquellos que actualicen durante el primer año. Esta afirmación, que Microsoft anunció con plena seguridad, se ha acabado descubriendo que no es cierta. No todas las versiones de Windows 10 serán gratuitas, ni siquiera durante el primer año desde su lanzamiento.

La información se ha podido conocer a través de Jim Alkove, director general de seguridad en Microsoft, en su último anuncio en relación con Windows 10 Enterprise. Además de comentar que Windows 10 Enterprise llegará con interesantes novedades enfocadas a ofrecer un sistema plenamente seguro a nivel corporativo, la compañía de Redmond ha dejado en sus manos anunciar que no, Windows 10 no será gratuito en todas sus versiones. Y tratándose de Windows 10 Enterprise la versión sobre la que nos ha ofrecido información, como podréis imaginar, Windows 10 Enterprise es una de las versiones que no llegará gratuitamente a los usuarios.

apertura-windows-10-ss

«Windows 7 Enterprise y Windows 8 / 8.1 Enterprise no están incluidos en los términos de la oferta gratuita para actualizar Windows 10 que anunciamos la semana pasada»

Con esas palabras, Jim Alkove ha dejado claro que los usuarios de versiones corporativas de Windows 7, Windows 8 y Windows 8.1 no disfrutarán de una actualización gratuita. No obstante, por el momento no se ha especificado nada sobre el resto de versiones de Windows 10. Lo que sí es evidente es que, al menos una, sí será gratuita. Ahora bien, ¿prepara Microsoft un Windows 10 «Home Edition» gratuito, y nada más que eso? Esperemos que no.

Entre las novedades anunciadas para Windows 10 Enterprise, el director general de seguridad en Microsoft ha señalado que las actualizaciones podrán ahora programarse por parte del administrador de los sistemas. De esta forma, se impedirá que una actualización automática fuerce, en el entorno empresarial, a cesar la continuación de un determinado proyecto o trabajo. Sin duda, una idea excelente, aunque parece mentira que algo así no formase parte de Windows en versiones anteriores.