Multa de 26 millones a Movistar por el compromiso de permanencia en pymes

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto una multa de 25,78 millones de euros a Movistar en relación a determinados compromisos de permanencia incluidos en sus contratos para pymes, más concretamente, en los “Contratos Premium especial PYME”.

Según ha explicado la CNMC, estos compromisos de permanencia están vigentes desde el 2006 y estaban vinculados a descuentos sobre las tarifas. La duración inicial de los mismos podía ser de 12, 18 o 24 meses, que se prorrogaba automáticamente y las penalizaciones eran cada vez más altas. Esto quiere decir que se pagaba más de penalización cuanto más cerca estaba el contrato de finalizar su compromiso de permanencia.

Además, para dar por terminado el contrato y dejar sin efecto la permanencia, era necesario avisar con un mes de antelación. Todas estas prácticas, a ojos de la CNMC, van en contra de la Ley de Defensa de la Competencia y del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE). Este organismo entiende que los compromisos de permanencia tienen efectos restrictivos a la competencia al limitar “desproporcionadamente” la capacidad para cambiar de operador.

También señalan que incrementan sustancialmente los costes para ganar clientes y deja al resto de operadores en una situación de desigualdad para competir por estos mismos clientes. Aclaran que esto consigue excluir a los Operadores Móviles Virtuales (OMVs) del segmento empresarial. La CNMC ha atendido a la dimensión del mercado afectado para establecer la multa. Tengamos en cuenta que estos contratos de Movistar suponían el 70% de los ingresos de la operadora en el año 2012 para el segmento PYME.

Movistar no podrá recurrir de ninguna forma en vía administrativa y sólo podrá interponer recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional, para lo que tendrá un plazo de dos meses desde el día siguiente al de su notificación.