La tasa de adopción de OS X 10.10 Yosemite deja a Microsoft a la sombra

La tasa de adopción de OS X 10.10 Yosemite deja a Microsoft a la sombra

Carlos González

OS X 10.10 Yosemite, la última versión del sistema operativo de escritorio de Apple para ordenadores, está alcanzando unas cifras mayores con respecto a la anterior versión, Mavericks, en términos de tasa de adopción. Los usuarios están actualizándose a un ritmo más rápido.

Mientras Microsoft mantiene aún a una enorme parte de los usuarios de sus sistemas operativos en Windows XP, una versión que ya no recibe soporte de manera oficial, Apple está cosechando unas excelentes cifras con su última versión. La última versión de su sistema operativo de escritorio, OS X 10.10 Yosemite, ha sido instalado en un 12,8% de los ordenadores de América del Norte durante la primera semana. Una cifra que demuestra, en contraste con la tasa de adopción de OS X Mountain Lion, que la distribución gratuita es uno de los puntos clave para encajar con los usuarios.

La política de Apple, con respecto a la de Microsoft, es completamente diferente. Podemos verlo en la distribución de licencias que, mientras que para los ordenadores con sistema operativo de sobremesa de Microsoft es de pago, en el caso de su homólogo los usuarios pueden actualizar de forma totalmente gratuita. Pero no ha sido siempre así en Apple, y precisamente por ese motivo, con su última versión de pago, Apple alcanzó sólo un 5,6% como tasa de adopción durante la primera semana. Y, atentos, porque hablamos de un sistema operativo que costaba menos de 20 euros para el usuario final.

pequeña az os x yosemite

Con estas cifras, la compañía de Cupertino vuelve a dejar patente que Microsoft tendrá poco que hacer si vuelve a lanzar un sistema operativo de escritorio de pago. No obstante, todo parece apuntar a que los usuarios podrán actualizar a Windows 10 de forma gratuita. Por otra parte, con esta versión Microsoft ha dado un paso hacia el frente y ha dado a sus clientes la posibilidad de probar el SO varios meses antes, lo que sirve como «aliciente» y, además, como fuente de feedback para introducir mejoras y novedades en la versión final, que se espera para finales del próximo año 2015.