El contenido adicional en los videojuegos ayuda a mantener el millonario negocio

Cada vez más compañías de la industria del videojuego optan por idear nuevas fórmulas con las que conseguir aumentar sus ingresos, y las que tienen relación con la descarga de contenido adicional empiezan a dar excelentes resultados. EA espera ingresar por esta vía 1000 millones de dólares durante este año fiscal.

Los contenidos adicionales descargables comenzaron su andadura en la industria del videojuego de forma titubeante, pero poco a poco se han ido convirtiendo para las grandes compañías en uno de los pilares sobre los que se cimienta esta rama del negocio del entretenimiento. Para muchos jugadores, esta clase de productos no hacen más que dañar la industria a largo plazo, ya que por una parte fomenta que se lancen al mercado títulos que pueden parecer incompletos porque más tarde recibirán vía DLCs nuevos añadidos y extras para completar la experiencia de juego. El sistema de micropagos o compras dentro de los propios juegos ha ido de más a menos en proporción inversa a la popularidad del formato físico, y en la actualidad es raro encontrar un título que no ofrece alguna opción de este tipo.

Algunas compañías han optado por enfocar esta clase de descargas como un añadido sin coste – aunque en raras ocasiones- ya que no quieren saturar sus títulos con este tipo de productos. Pero lo cierto es que paulatinamente van cediendo debido a que los usuarios han comenzado a ver con mejores ojos el contenido descargable adicional, siempre que este responda a unos mínimos parámetros de calidad, a tenor de las cantidades monetarias que empieza a suponer este negocio.

FIFA2015

EA estima ingresos de 1000 millones de dólares con el contenido digital

Según han declarado a Bloomberg fuentes de Electronics Arts, una de las compañías que está haciendo una mayor apuesta por el modelo de negocios de los DLC, EA espera que sus ventas de contenidos adicionales generen 1000 millones de dólares que engrosarían las arcas de la compañía en el presente año fiscal. La compañía siempre ha jugado una gran baza con los juegos deportivos, ya que su catálogo –sobre todo en Estados Unidos- basa gran parte de su fuerza en el lanzamiento de nuevas versiones de FIFA, NBA o algunos otros más enfocados al mercado doméstico norteamericano como son Madden y NHL. En estos títulos, se incluye el modo Ultimate Team que permite gastar dinero real a cambio de comprar jugadores para formar nuestra plantilla de ensueño. La compañía informó acerca de ingresos de 380 millones de dólares en el último año fiscal, derivados de la compra de esta clase de contenidos. EA espera que al cierre del ejercicio sus ingresos totales ronden los 4.000 millones dólares, algo que hablaría bien acerca de la buena salud de la que goza esta industria.

Hace poco conocimos que Ubisoft está a la espera de ver cómo funciona EA Access, una plataforma de juegos online por la que tendremos acceso a jugar a diversos títulos a cambio del pago de una cuota mensual de 3,99 euros. Ubisoft tiene planes de lanzar un servicio parecido, aunque por el momento y tras los resultados de Ubisoft Passport que no lograron cubrir las expectativas, parece esperar a ver qué tal responden los usuarios con el servicio de EA.

¿Estáis a favor o en contra de un modelo de negocio basado en el DLC?