Unofficial Service Pack 4, el paquete de actualizaciones creado por la comunidad de Windows XP

Mucho hemos escrito sobre el final del soporte de Windows XP, que terminó el 8 de abril de este mismo año y que dejó a miles de personas sin actualizaciones de seguridad. Pese a ello, la comunidad ha seguido activa y ahora ha lanzado un parche llamado Unofficial Service Pack 4 con actualizaciones desde que dejó de tener soporte.

Fueron muchos los usuarios que se mostraron reticentes a abandonar Windows XP para actualizar a una versión más moderna. Windows 7 y Linux fueron los sistemas que consiguieron atraer a más usuarios, ya que Windows 8 no ha terminado de convencer para dar el gran salto. Otros tantos decidieron quedarse con XP e incluso descubrieron la forma de seguir contando con actualizaciones.

Aunque el soporte finalizó el 8 de abril, existe una versión de Windows XP que sigue contando con actualizaciones y estás son compatibles con la versión que utilizan todos los usuarios. La comunidad consiguió aprovechar que Windows Embedded POSReady 2009, la versión orientada a entornos industriales y a comercios, seguirá recibiendo actualizaciones de seguridad hasta el año 2019.

Microsoft-xp

Los requisitos para poder instalar estas actualizaciones son dos, tener Windows XP de 32 bits y el Service Pack 3 instalado. Después, sólo deberemos realizar una modificación en el registro de Windows, que “hará creer” a Microsoft que contamos con Windows Embedded POSReady 2009 y nos brindará actualizaciones de seguridad durante cinco años más.

Windows XP Unofficial Service Pack 4

Desarrollado por Ryan VanderMeulen, responsables de otros paquetes de actualizaciones para Windows, este Service Pack cuenta con todas las actualizaciones de Windows XP 32 bits más todas las que han sido publicadas para Windows Embedded POSReady 2009 desde el fin del soporte en abril. El proyecto lleva en marcha desde 2013.

Según explica su creador, Windows XP Unofficial Service Pack 4 es una recopilación acumulativa de actualizaciones que se puede instalar con el requisito mínimo de contar con Service Pack 1 en el equipo. Antes de enlazar con la descarga de este paquete, recordar que se trata de un parche sin soporte de Microsoft y su creador no se responsabiliza de eventuales problemas.