Los usuarios de Reino Unido recibirán cartas de aviso cuando descarguen contenido pirata

Finalmente los proveedores de acceso a Internet y la industria del entretenimiento han alcanzado un acuerdo en relación al proyecto Voluntary Copyright Alert Programme por el cual dichas compañías mandarán a los usuarios que hayan descargado algún contenido pirata cartas con mensajes “educativos”.

Encargados de ambas partes, incluidos el BPI (representante de la música) y la MPA (representante del cine), llevan años discutiendo una serie de medidas que puedan ayudar a combatir la piratería en el país británico. Según la información contenida en un documento revelado por la BBC, habrían alcanzado ahora un acuerdo que empezará a tener consecuencias a partir del inicio del próximo año.

apertura-p2p-pirateriaEn un principio, se barajó la posibilidad de que las cartas informaran a los infractores reincidentes sobre posibles medidas legales que podrían llevarse a cabo si continuaban su actividad, así como querían crear una base de datos con una lista de descargas ilegales que les permitiese aplicar algún tipo de sanción. Para desgracia de los propietarios de contenido, ninguna ha sido aprobada finalmente. Steve Kuncewicz, un abogado especializado en derecho en línea y de Internet declaró: “me imagino que estarán enfadados”.

Como resultado de la negociación, los usuarios que descarguen alguno de los archivos incluidos en la lista como contenido con copyright, recibirán una carta por parte de los proveedores de servicios de Internet, eso sí, pero el tono será “educativo” y “de concienciación social”. Es decir, buscarán reducir la piratería, señalando a los usuarios y dándoles una serie de consejos a seguir para mantenerse dentro de los márgenes de la legalidad. «Los titulares del contenido han aceptado que no pueden utilizar el proceso para perseguir a las personas, mientras que los proveedores han insistido en que la campaña será para informar y sensibilizar», apuntaba una fuente cercana a las conversaciones.

En total, cada una de las personas podrá recibir un total de 4 cartas ya sea por la vía convencional o por email. El proyecto estará financiado por los propios titulares de los contenidos que pagarán 750.000 libras o el 75% del gasto total (la que sea menor) a cada proveedor anualmente con los que cubrir los gastos de administración, configuración de los sistemas u otros relacionados.

Está por ver si la medida tiene éxito o no, si consiguen de esta manera reducir los índices de descargas de contenido con derechos de autor o la gente simplemente hace caso omiso a las recomendaciones que llegarán en esas cartas, lo que es seguro es que la industria del entretenimiento de otros países estará atenta para copiar la medida si resulta efectiva.