IU acusa a la Policía Nacional de espiar los móviles en las manifestaciones

IU acusa a la Policía Nacional de espiar los móviles en las manifestaciones

Claudio Valero

Izquierda Unida ha remitido una batería de preguntas al Gobierno donde insinúa la utilización de equipos de espionaje telemático para rastrear los móviles de los manifestantes. Estas prácticas habrían sido llevadas a cabo en las Marchas de la Dignidad celebradas en Madrid el pasado 22 de marzo.

Ricardo Sixto, portavoz de IU en la Comisión de Interior, explica en el escrito remitido al Gobierno que existen sistemas que son capaces obtener todos los números de teléfonos móviles que se encuentran en la misma celda de cobertura de una antena y estación base móvil. Estos sistemas habrían sido utilizados, sin autorización judicial, para rastrear las comunicaciones y almacenar metadatos de llamadas y mensajes de los participantes en manifestaciones.

marchas-dignidad-22mDesde este partido explican que han recibido información que confirma que la Policía Nacional habría utilizado este tipo de sistemas en las Marchas de la Dignidad, que reunieron a miles de personas en Madrid el pasado 22 de marzo. Esto habría servido para conocer la posición exacta de algunas personas. Sixto nos recuerda que el Tribunal Supremo «considera ilegal la averiguación por medios electrónicos de los números de teléfono que están interviniendo en una conversación, con independencia de que no se acceda al contenido de la misma»

Entre las 11 preguntas remitidas al Gobierno, IU pregunta si conocen este tipo de dispositivos o tienen identificados a sus «importadores, distribuidores y propietarios», también si la Policía Nacional utiliza “equipos de monitorización GSM marca Verint, Oscor u otras» y si se utilizaron en las manifestaciones del 22M. Incluso preguntan si se obtuvo autorización judicial para realizarlas.

El Gobierno tiene ahora un mes para responder a las preguntas planteadas por el grupo parlamentario. En caso de no responder, el portavoz podría reformularlas en voz alta para su tramitación en la Comisión de Interior. Esto último obligaría a este ministerio a comparecer y ofrecer las explicaciones pertinentes.