Acusan a Ticketmaster de engañar con el precio de las entradas de los Rolling Stones

Parece que la controvertida venta de entradas para el concierto de los Rolling Stones en nuestro país va a dar mucho que hablar durante algún tiempo. La última información nos llega desde FACUA, quien ha denunciado a Ticketmaster por vender entradas a precios más bajos de los reales.

Si algo faltaba para redondear la polémica puesta a la venta de entradas para ver a los Rolling, era una denuncia de la asociación de consumidores y usuarios por publicidad engañosa y vulnerar la legislación al anunciar los precios. Según entiende este organismo, el portal de venta de entradas ha omitido el importe o porcentaje que se aplica en concepto de «gastos de distribución».

Según el tipo de entrada, el aumento en el precio final puede oscilar entre 6 y 25 euros. Esta información sólo la conocen los usuarios en el momento de realizar la compra y se omite su mención en la publicidad. Por ello, desde FACUA insisten en que se ha incurrido en un caso de publicidad engañosa y ha remitido una denuncia por ese concepto.

La denuncia se apoya en la Ley 3/2014, de 27 de marzo, por la que se modifica la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias. En ella se establece que toda información comercial de productos y servicios debe indicar el precio total, desglosando (si fuera necesario) los posibles incrementos, descuentos o gastos que repercutan al usuario.

rolling-stones

Investigación sobre la reventa

Esta misma asociación ha pedido que se abra una investigación sobre la reventa de entradas por un precio muy superior al original en la web de Ticketmaster. Fueron muchos los usuarios que se quejaron de que varios particulares habían comprado multitud de entradas con el único objetivo de lucrarse económicamente en la reventa.

Un caos durante la venta

Como habremos podido escuchar y leer, la puesta a la venta de las entradas en el portal especializado se convirtió en un auténtico caos. La ya famosa cola virtual de la página web Ticketmaster fue uno de los aspectos más comentados de la jornada. Desde la compañía aseguraron que el sistema no se había caído en ningún momento, pero fueron muchísimos los que no pudieron acceder y se quedaron sin el preciado trofeo.