El expresidente de la SGAE clama contra la pensión de 20.000 euros al mes de Teddy Bautista

Antón Reixa, productor y expresidente de la SGAE, ha añadido más leña al fuego de la polémica sobre la pensión de 20.000 euros al mes de su antecesor en el cargo, Teddy Bautista. Una vista cuya celebración se dará hoy decidirá sobre si Bautista tiene derecho o no a cobrar dicha pensión.

Reixa ha expresado su posición sin cortapisas en torno a la pensión de Teddy Bautista en un duro artículo publicado en The Huffington Post. En el mismo comenta la situación desde que en julio de 2011 éste fuese «detenido y puesto en libertad con cargos en el transcurso de la Operación Saga, dirigida por el juez Ruz» así como el fallo del tribunal laboral que negaba la petición a Bautista para que su cese fuese considerado «despido improcedente» y cobrar así la indemnización que le correspondería.

anton-reixaAsimismo, comenta el controvertido plan de pensiones a favor de Bautista que supuso a las arcas de la entidad 3 millones de euros y que le permitiría cobrar más de 20.000 euros al mes. Reixa explica cómo Bautista solicitó su cobro pero el Consejo de la SGAE lo bloqueó ateniéndose a la anterior sentencia en la que se confirmaba «la inexistencia del carácter laboral de la relación de Bautista con la SGAE».

La decisión del Consejo de la SGAE

«El planteamiento elevado al Consejo incluía el rescate del capital aportado, destinando el «principal» a los maltratados fondos propios de la entidad y la recuperación de intereses al fondo asistencial que atiende a autores en situación de indigencia«, explica Reixa, quien subraya que el único voto en contra de su propuesta fue el del vicepresidente Fernández Sastrón. Éste aducía «una presunta violación del principio de presunción de inocencia en caso de que Bautista sea declarado inocente en la sentencia definitiva del sumario Saga».

teddy-bautistaSin embargo, Reixa recuerda que el hecho de que el expresidente de la SGAE «perciba esa pensión es absolutamente independiente de la sentencia Saga, sea declarado inocente o culpable podrá cobrar o no esa pensión». Su afirmación llega en el momento en que se celebra la vista por la reclamación de Bautista contra esta decisión, cuando en los días previos «los estómagos agradecidos de las largas décadas de Bautista en la presidencia» ya se ha comentado la posibilidad de revisar la decisión del Consejo y autorizar el desbloqueo de la pensión.

«No hay ninguna razón para que los autores, por complejas que sean las argumentaciones y posibilidades jurídicas, renunciemos a retornar ese dinero», clama Reixa, que ve la situación como «un paso más en la deconstrucción premeditada del proceso de renovación de SGAE, iniciado en mayo de 2012″. En definitiva, una nueva lucha que poco ayuda para mejorar la imagen de una entidad que sigue su lánguido caminar.