El espionaje de la NSA lleva a Gmail a cifrar sus correos. ¿Tomarán ejemplo el resto de compañías?

Google anuncia mejoras en su servicio de correo electrónico, Gmail que a partir de ahora utilizará siempre una conexión HTTPS. La media, forzada en parte por las escuchas de la NSA en los principales servidores de Internet podría tener una repercusión en el resto de compañías.

El pasado verano, Edward Snowden destapaba una trama de espionaje a gran escala llevada a cabo por la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense. Parte fundamental de esta información, es que el organismo realizaba escuchas en los principales servidores de Internet, entre los que se encontrarían los de Google. Los de Mountain View habrían decidido tomar cartas en el asunto y aunque hayan pasado ya varios meses, anuncian que su correo electrónico estará blindado gracias a las nuevas medidas de seguridad.

“A partir de ahora, Gmail siempre utilizará una conexión HTTPS cifrada”

“Tras las revelaciones del pasado verano, hicimos de la seguridad una prioridad”, apuntaba el escrito. “A partir de ahora, Gmail siempre utilizará una conexión HTTPS cifrada”. El cambio, aseguran, impide que nadie pueda acceder al contenido de los correos Gmail cuando estos viajan desde el usuario a los servidores independientemente del modo de conexión (incluso con WiFi pública) así como será imposible que la NSA o cualquier otro organismo pueda extraer los datos cuando los correos se mueven entre servidores, ya que también están cifrados en ese trayecto.

googble-mib1Nuestro compromiso con la seguridad y fiabilidad de su correo electrónico es absoluta, y estamos constantemente trabajando en maneras de mejorar”. Ahora la pelota está en el tejado de la competencia. Microsoft y Yahoo! deberían refrendar el paso dado por Google e implantar mecanismos de seguridad similares. Lograrían cumplir con varios objetivos, todos ellos con consecuencias favorables para ellos mismos y los usuarios.

En primer lugar, y sin ser escépticos, conseguirían reducir en parte el impacto de la NSA, que en este momento y con todo lo que se ha filtrado durante estos meses, realmente asusta. Además, conseguirían mejorar levemente las sensaciones de los usuarios, al menos, los responsables algo estarían haciendo, aunque quedase mucho camino por delante. Incluso, ganarían parte de la popularidad perdida entre la comunidad de Internet que en su mayoría los tiene señalados como el enemigo, los sitúa del lado de la NSA y no al revés.

Veremos cuáles son los próximos movimientos. Por el momento, Microsoft ya ha anunciado que modificará sus políticas de privacidad y evitará espiar sus propias cuentas de correo salvo durante investigaciones internas a los propios trabajadores. Este anuncio nace como consecuencia del revuelo organizado durante las últimas horas, ya que Microsoft había encontrado al filtrador de Windows 8 entrando en la cuenta de Hotmail del blogger francés que se encargaba de publicar estas filtraciones. A pesar de que con la ley en la mano, no hacían nada ilegal, la noticia no había caído bien entre los usuarios, que lo consideran un ataque a su privacidad.