Apple niega a un usuario el desbloqueo del iPad de su madre fallecida

La férrea política de seguridad de Apple ha generado una polémica situación en Reino Unido. Un joven británico ha dado a conocer su historia después de que la compañía se negase a desbloquear el iPad de su madre, recientemente fallecida y que dejó en herencia la tableta a sus hijos.

«Una absoluta falta de comprensión y discreción«. Con estas duras palabras ha definido Josh Grant la actuación del gigante de Cupertino tras negarse a desbloquear el iPad de su madre, fallecida a comienzos de año. Según publica The Independent, la familia Grant ha cargado contra Apple a través de una carta en la que narran la triste situación.

Enferma de cáncer durante dos años, Anthea Grant utilizó la tableta a menudo durante su tratamiento, particularmente para disfrutar de juegos de puzzle mientras estaba delante del televisor. Semanas antes de su fallecimiento incluso había actualizado el dispositivo a la versión iOS 7, pero se olvidó de facilitar a su familia los datos y contraseña de su cuenta de Apple. «Tenía cosas más importantes de las que preocuparse», lamenta su hijo Josh.

Apple solicitó una orden judicial al afectado

ipadTras heredar el tablet, los hijos intentaron restaurar la configuración del dispositivo a través de Apple, pero la compañía les exigió un permiso por escrito de su madre. Después de explicarles la situación, la firma estadounidense les pidió el certificado de defunción así como su voluntad, testamento y una carta de su abogado. Por si fuera poco, demandó una orden judicial para proceder al desbloqueo de la tableta, cuyo coste estimado es de 200 libras (243 euros).

Dichas solicitudes han hecho desistir a Grant, quien asegura que siempre fue fan de Apple pero tras el incidente ha cambiado radicalmente de opinión respecto a la compañía. «La absoluta falta de comprensión y discreción en un momento de gran tristeza personal ha sido increíble. Para una compañía que vende la idea de que todos somos parte de la gran familia Apple, su actuación ha sido muy fría», afirma.

Por el momento Apple ha preferido guardar silencio y ha remitido a su política de seguridad, diseñada para prevenir accesos no autorizados en las cuentas de sus usuarios de cara a prevenir robo de datos y documentos personales. Sin embargo, resulta poco comprensible el gran número de trabas interpuestas en una ocasión que parecía suficientemente probada.