Detectan en Google Play más aplicaciones que estafan a los usuarios

Detectan en Google Play más aplicaciones que estafan a los usuarios

Redacción

El malware vuelve a colarse en la Play Store de Google. Según ha denunciado Panda, varias aplicaciones maliciosas se han publicado en la tienda de apps oficial, lo que vuelve a evidenciar el poco cuidado que tiene en ocasiones la firma de Mountain View para vigilar sus contenidos.

Nuestros compañeros de Redeszone.net se hacen eco de los últimos casos de malware para el sistema operativo móvil de Google. Pese a que la mayoría de las amenazas para los usuarios se encuentran en la descarga de contenidos en tiendas ajenas a la Play Store, la empresa de seguridad Panda ha advertido varios casos en los que el malware se distribuye a través de ésta.

En concreto han sido cuatro las aplicaciones que se han hecho un hueco en la tienda estadounidense y suponían cierto riesgo a los usuarios debido a que aquellos que las instalasen quedarían suscritos a números de SMS Premium. Si bien las apps avisaban a los usuarios de esta condición, el hecho de que se encontrase este término en una condición ilegible mostraba su intención engañosa.

panda-google-playComo explica la empresa de seguridad, hasta el momento las cuatro apps han sido instaladas más de 1,2 millones de veces, lo que podría haber reportado a sus creadores unos beneficios muy elevados. Cabe remarcar que una de sus características es su capacidad para difundirse a través de WhatsApp entre los contactos del terminal infectado.

Un reciente antecedente similar

Su modus operandi nos recuerda al caso de la aplicación linterna que recogimos hace una semana. Al igual que estas cuatro aplicaciones, había logrado esquivar los controles de seguridad impuestos en la Play Store y había sido instalada en un número indeterminado de dispositivos que a su vez quedaron suscritos a servicios de SMS de tarificación adicional.

Si bien volvemos a insistir a los usuarios en tener la máxima precaución a la hora de instalar aplicaciones y controlar los permisos que les conceden, también cabe dar un nuevo tirón de orejas a Google por no vigilar con mayor rigor los contenidos de su tienda oficial.