El Gobierno aprueba la ley que permite identificar y sancionar a los usuarios de P2P

El Consejo de Ministros ha anunciado la aprobación de la polémica reforma de la Ley de Propiedad Intelectual. Tal y como se había dado a conocer con anterioridad, la nueva ley buscará perseguir a los usuarios de redes P2P y endurecer la lucha contra la «piratería» con elevadas sanciones a los infractores del copyright.

El ministro de Cultura, José Ignacio Wert, ha dado a conocer la aprobación del proyecto de reforma de la LPI. Se trata del enésimo intento desde las instituciones para intentar poner fin al que consideran el problema de la piratería en Internet, en esta ocasión incluyendo fuertes multas para quienes consideren infractores de los derechos de autor, delimitando el derecho a la copia privada y permitiendo la identificación de usuarios.

En su nueva iniciativa ha anunciado sanciones de forma gradual, que irán desde los 30.000 a los 300.000 euros en función de la gravedad de la infracción cometida. En palabras del ministro, esta reforma servirá para «fortalecer la posición de los creadores» en Internet y reforzar así el modelo de negocio de la industria cultural y del entretenimiento.

Se podrá identificar por la vía civil a los infractores del copyright

Por un lado, se da una mayor potestad sancionadora a la Comisión de Propiedad Intelectual creada en su momento por la denominada Ley Sinde Wert y cuya función es acabar por la vía administrativa contra las páginas web de enlaces a contenidos no autorizados por los titulares de sus derechos de autor.

Sin embargo, lo más reseñable de la nueva legislación es la posibilidad de identificar por la vía civil y -consecuentemente- sancionar a quienes descarguen este tipo de contenidos para proceder a su sanción por infringir el copyright. El hecho de delimitar el derecho del concepto de «copia privada» al uso privado de soportees físicos -CD, DVD y Blu-ray- y a las grabaciones de radio y TV abre la puerta a esta opción ya que los contenidos que circulan en las redes P2P no estarían amparados por esta definición y por tanto su compartición sería ilegal.

Golpe contra los agregadores de noticias

Wert: «España no puede ser Somalia en temas de piratería intelectual»

Por otro lado, otro de los factores más polémicos de la reforma de la LPI pasa por la compensación a los editores «frente a determinado tipo de utilización de contenidos por agregadores en Internet». Con esta reforma, el Gobierno propone algo similar a la denominada Tasa Google impuesta por su servicio News con la que se compensa a los editores por utilizar fragmentos de sus noticias y enlazarles. Si bien los agregadores no tendrían que pedir permiso, sí tendría que «pagar una compensación equitativa».

Por último, el ministro explicó que las medidas anunciadas en la reforma serán ampliadas y concretadas en un futuro de cara a que «España no sea Somalia en temas de piratería intelectual». Estaremos muy pendientes sobre el modo en que se concretará la persecución tanto a usuarios como a responsables de webs de enlaces en su nueva cruzada contra las descargas. ¿Fracasará como ya ha sucedido en países con legislaciones similares como el caso de Francia?