Victoria legal de Nintendo en su lucha contra la piratería

Victoria legal de Nintendo en su lucha contra la piratería

Redacción

Nintendo ha dado a conocer su última victoria en la lucha legal que le enfrenta a los vendedores de cartuchos flash que entre otras funciones permiten ejecutar copias de juegos en Nintendo DS. En esta ocasión ha sido en Alemania donde un tribunal ha hecho pública una sentencia que la compañía considera favorable.

En concreto se trata del Tribunal Regional Superior de Múnich, que ha resuelto a favor de la compañía japonesa el caso que le enfrentaba a SR Tronic. La noticia se conoce después de que hace unas semanas la Comisión Europea admitiese excepciones para saltarse las medidas antipiratería en este tipo de dispositivos.

La compañía asiática ha explicado en una nota de prensa que el tribunal alemán ha declarado «ilegales los dispositivos de elusión de medidas de protección anti-piratería de las videoconsolas, como las tarjetas o cartuchos R4, diseñadas para permitir la reproducción de copias no autorizadas de videojuegos«, los que denomina «juegos piratas».

Según detalla en el comunicado, «la empresa SR Tronic, con sede en Alemania y dedicada a la venta de estos dispositivos, ha sido sentenciada por el tribunal a pagar 1 millón de euros en daños«. La multinacional nipona alude a la «sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)», que respondía a las preguntas prejudiciales del Tribunal de Milán en relación a la venta de consolas Wii por parte de PC Box con el sistema antipiratería desactivado.

nintendo-victoriaEn dicha argumentación el TJUE afirmaba que los dispositivos creados de forma específica para vulnerar la propiedad intelectual sí deben ser ilegales. Sin embargo, admite algunas excepciones, refiriéndose a la legalidad de «aquellos dispositivos o actividades cuyo empleo o finalidad comercial principal persiga objetivos distintos al de eludir la protección técnica con fines ilícitos».

Nintendo anuncia más acciones similares

En cualquier caso, Nintendo considera la decisión dada en Alemania como una contundente victoria y ha anunciado que «continuará persiguiendo a los que fabriquen, comercialicen e importen dispositivos de elusión de medidas antipiratería». «Ponemos en marcha estas acciones no solo por nuestro propio interés, sino por el interés de más de 1.400 compañías de desarrollo de videojuegos que dependen de la venta legítima de sus juegos», sentencia la compañía.