La industria cultural endurece su campaña de censura de buscadores P2P en Europa

Escrito por Claudio Valero
P2P
7

La industria cultural y del entretenimiento sigue insistiendo en Europa en su lucha contra las webs de enlaces P2P. El último país donde ha solicitado el bloqueo a los operadores del acceso a sus usuarios a buscadores de torrents ha sido Italia. ¿Seguirá estos pasos la Justicia española?

A pesar de no ofrecer contenidos ilegales y de no albergar archivos que infrinjan los derechos de autor, los buscadores de torrents están en el punto de mira de la industria cultural y de distintos gobiernos en todo el mundo. En su opinión debe ser ilegal el facilitar el acceso a contenidos que circulan en una red donde los usuarios comparten los archivos libremente y sin ánimo de lucro. Por este motivo continúan presionando para que a través de leyes se bloquee su acceso y diversos tribunales empiezan a respaldar estos puntos de vista.

Tras asistir a medidas similares en Reino Unido, Dinamarca, Países Bajos, Irlanda o Grecia, Italia es el siguiente país donde un tribunal ordena a los operadores de banda ancha impedir el acceso a buscadores de archivos de la red BitTorrent. Todo parte del grupo que en 2008 intentó el bloqueo en el país transalpino del buscador P2P de referencia, The Pirate Bay. Hablamos de FIMI, organización que defiende los intereses de la industria discográfica.

Su máximo responsable, Enzo Mazzo, declaró con orgullo que el grupo ha sido el que ha iniciado las acciones contra varios sitios web punteros en la búsqueda de torrentes. ExtraTorrent, situado en el quinto lugar del ranking de buscadores P2P, es el primero de los mismos. FIMI busca que su dominio .com y su IP sea bloqueada por los proveedores de ADSL. Otra de las webs marcadas como objetivo es 1337.org, que en enero de este año era considerado el sexto buscador de archivos torrent en la Red. Igualmente, en la denuncia encontramos a H33T y TorrentHound, que no tienen tanta relevancia como los anteriores pero que indexan miles de torrents.

Por último, el fiscal se encuentra estudiando el caso de The Pirate Bay. Desde el Observatorio de la Censura en el país italiano se señala que este caso es "particularmente inusual". "Creo que la orden contra el nuevo dominio .sx es preocupante porque la petición intenta que toda la red 194.71.107.0/24 sea bloqueada, lo que incluye incluso el servidor de correo de TPB", explicó Marco dItri, de esta organización.

Veremos qué acaba sucediendo con el caso de The Pirate Bay y si el resto de buscadores torrent son bloqueados finalmente por los operadores italianos a petición de los tribunales. En España aún no ha comenzado la guerra contra este tipo de webs, pero conociendo la actitud de la industria y el Gobierno en estos últimos meses parece cuestión de poco tiempo que llegue la polémica sobre este tipo de censura dentro de nuestras fronteras.

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
Comentarios
7 comentarios
  1. Anónimo
    Usuario no registrado
    20 Oct, 13 12:23 pm

    Cuanta mas censura, mas descargas, los bloqueos no sirven para nada, te lo puedes saltar igual, que se dejen de pantominas, ya tienen el ejemplo de francia, que sus leyes de antidescargas fue un fracaso, el resto le pasara lo mismo.

  2. Anónimo
    Usuario no registrado
    20 Oct, 13 1:46 pm

    Yo creo que si llegara a España por que tenemos aun presidente que le encanta bajarse los pantalones y que le den por el orto

  3. Anónimo
    Usuario no registrado
    20 Oct, 13 1:50 pm

    Lo de “industria” bien, pero lo de “cultural” es más que discutible

  4. Anónimo
    Usuario no registrado
    20 Oct, 13 2:10 pm

    ¿Y qué querrá también? ¿Que renombremos “Internet” por “S**tnet”? Un momento…, si la mitad de Internet ya se llama así. >:-(

    1. Anónimo
      Usuario no registrado
      20 Oct, 13 2:19 pm

      Tranquilo no me molesta. Lo princpial es que mi mensaje sea entendible y que la gente se ponga en pensar en lo que necesita realmente en está vida.

      Lo que denominan cultura es en la mayoria de los casos basura creada para rellenarte la cabeza cuando tienes tiempo libre para pensar