El Gobierno de EEUU, que impulsa una nueva ley censora en Internet, pillado pirateando películas

Escrito por Redacción
P2P
6

Dime de qué presumes y te diré de lo que careces. El conocido dicho popular se puede aplicar a la perfección al Gobierno de Estados Unidos, impulsor de CISPA, la nueva ley para proteger la propiedad intelectual en Internet a través de la censura. A pesar de su discurso antipiratería se ha comprobado que desde el Gobierno del país también se utiliza P2P para descargar películas con copyright.

A pesar del fracaso con SOPA y PIPA, el Gobierno estadounidense no ha desistido en su intención de controlar Internet. A la tercera parece ir la vencida. Hablamos de la ley CISPA (acrónimo en ingles de Cyber Intelligence Sharing and Protection Act), con unos objetivos similares a éstas y que fue aprobada hace una semana por la Cámara de Representantes de EEUU (tan solo le falta la aprobación en el Senado).

Como su propio nombre indica, ésta busca reforzar la "ciberseguridad", pero la falta de definición del modo de actuar para ello la convierte en una norma demasiado ambigua. El problema es que abre las puertas a que las compañías espíen y recolecten datos de los usuarios para compartirlos con otras empresas o agencias del Gobierno. Como es norma habitual, en nombre de la seguridad y la defensa de la propiedad se da carta blanca para infringir la privacidad y monitorizar las descargas de los internautas.

La norma no ha tardado en ser definida como un nuevo arma de censura y persecución contra webs y usuarios ya que se podrían exponer tanto los hábitos de descarga como lo que los usuarios ven a través de buscadores como Google. Desde Torrentfreak han querido responder con la misma moneda y han publicado datos sobre qué se descarga desde las instituciones públicas estadounidenses, con sorprendentes resultados.

Por ejemplo, en la citada Cámara de Representantes se ha detectado un pequeño porcentaje de descargas con BitTorrent a películas con copyright como la última de Indiana Jones, las cuales cesaron a partir de noviembre, probablemente por introducir medidas anti P2P que también sirvieron para prohibir Spotify en la Cámara. No obstante también se detectarón búsquedas a contenidos pornográficos. Lo mismo sucede en el Senado y en la sede de la CIA. El portal ha detectado la descarga a través de esta red peer to peer de series y películas.

En definitiva, una situación que nos recuerda a lo que ya se vivió en España, cuando se detectaron descargas desde el Ministerio de Cultura o la SGAE, impulsores de la Ley Sinde, pero que dudamos que pueda servir para que den marcha atrás a un proyecto al que vuelve a acompañar una gran polémica.

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
Comentarios
6 comentarios
  1. Anónimo
    Usuario no registrado
    23 Abr, 13 5:19 pm

    Politico español de la plataforma stop corrupción, pillado infraganti con bolsas llenas de dinero..

    Que novedad xD xD

  2. Anónimo
    Usuario no registrado
    23 Abr, 13 9:46 pm

    ahhhh pues a mi me parece genial……..

    la mejor forma de impulsar una ley, es dando ejemplo. asique a confiscar asta el ultimo penique de esa gente poderosa, aparte de su dimision claro.

    aunque claro eso nunca va a pasar, despues de todo, la industria k tendria ke poner denuncias contra ellos, es la misma que los tiene comprados, para que hagan lo que ella quiera…..

    en fin, poderoso caballero es don dinero.

  3. Anónimo
    Usuario no registrado
    23 Abr, 13 11:26 pm

    ¿Piratear? ¡Qué va! Lo que están es infiltrándose para tendernos una emboscada al resto 😉

  4. Anónimo
    Usuario no registrado
    24 Abr, 13 10:55 am

    Que el gobierno español no dé marcha atrás a proyectos satánicos como la Ley Lasalle es un paso más hacia las probabilidades de perder. Y el gobierno español las está teniendo con la Ley, le guste o no le guste.

  5. Anónimo
    Usuario no registrado
    24 Abr, 13 3:05 pm

    Con la tramitacion de la ley CISPA hay riesgo de soborno a senadores indecisos.
    Hay que bloquear las cuentas bancarias y en especial a los politicos y multinacionales que
    apollen este desproposito. Esta ley incentiva un delito federal que consiste en invadir la privacidad
    de las comunicaciones sin tutela judicial.