Navega seguro y sin comprometer tu privacidad

Escrito por Lucas Cruz
Actualidad
2

Hoy en día navegar de una manera segura y sin poner en riesgo nuestra información personal se ha convertido en una tarea ardua y complicada. Los ciberdelincuentes están al acecho para aprovechar cualquier despiste. Sin embargo existen una serie de medidas sencillas de llevar a cabo que podrían ayudarte.

El “trabajo” de pirata informático es uno de los que mayores beneficios reporta en el mundo actual, se dice que los hackers expertos son los nuevos “capos de la droga” por las cantidades de dinero que son capaces de reunir aprovechándose de las puertas abiertas que muchas veces los mismos usuarios dejan abiertas. El uso de Internet se ha multiplicado y ahora se llevan a cabo todo tipo de operaciones a través de la red, incluidas algunas que pueden comprometer nuestros datos personales y por consiguiente, tener una repercusión en nuestra cartera.

Redes WiFi

apertura-wifiEs cierto que las tarifas de datos son limitadas y en ocasiones puede salvarte de un apuro una de las redes WiFi públicas que existen en restaurantes, cafeterías o centros públicos, sin embargo son altamente peligrosas. La seguridad que ofrecen al ser abiertas es prácticamente nula y resulta mucho más fácil de lo que nos pensamos monitorizar nuestra actividad o colarse en nuestro dispositivo para obtener datos que a la postre son muy valiosos.

Además, son fácilmente reemplazables, los hackers pueden establecer puntos de acceso con nombres similares y extraer la información de aquellos que se conecten. Por lo tanto es aconsejable rehuir acceder a estas redes WiFi y en el caso que tengamos que hacerlo, evitar enviar datos importantes.

La red inalámbrica de casa también puede ser sensible si no tiene la configuración adecuada. Asegúrese de cambiar la contraseña tanto del Router como de la señal, así como de configurar los parámetros necesarios que mejoren la seguridad general de la red WiFi. Si no se tienen los conocimientos necesarios, no dudéis en acudir a alguien que os asesore en la materia.

Contraseñas

Aunque pueda parecer algo obvio, muchos de los usuarios habituales de Internet no hacen un uso adecuado de las contraseñas. Aunque cueste un rato memorizarla, es importante no utilizar una clave del tipo “123456789” o “password”. Asegúrate de mezclar números y letras, incluso si es posible algún carácter. Además, utiliza diferentes contraseñas para los diferentes servicios ya que evitaremos que si uno acaba siendo comprometido, lo demás también lo estén.

seguridad-internet-5También es importante si queremos alcanzar un nivel óptimo de seguridad, reemplazarlas cada cierto tiempo y cómo no, no divulgarlas por ahí. Nadie que no sea de total confianza y en casos puntuales debe conocer una contraseña de acceso a una red social o servicio.

Webs de confianza

En ocasiones pecamos de inocentes cuando pensamos que no pasa nada por descargar un programa o una herramienta que nos hace falta y no prestamos atención a las web de las que obtenemos este software. Debemos cerciorarnos antes de descargar cualquier cosa que el sitio al que estamos accediendo es conocido o como mínimo goza de buena reputación. Pregunta a amigos o consulta en Internet si tienes alguna sospecha.

Esta premisa se vuelve aún más importante cuando vamos a comprar un producto. Antes de nada, ten en cuenta que las “súper ofertas” no existen y suelen ir ligadas a problemas. Mantén un ojo en el navegador, ya que un candado junto a la dirección de la web es indicativo de que utiliza cifrado SSL, clave en estos casos. Lo dicho anteriormente también vale en estos casos, comprar solo en sitios de total confianza y buena reputación. No queremos que se queden con nuestros datos y además con nuestro dinero.

Redes sociales y campañas de phishing

En ocasiones nos tomamos demasiado a la ligera y con menos seriedad de la que merece el uso apropiado de las redes sociales. Debemos ser conscientes de que son una fuente de información suculenta para estos ciberdelincuentes y muchos de sus esfuerzos están puestos precisamente aquí.

Facebook Friendly MarketingNo publiques al mundo más información personal de la estrictamente necesaria, configura los parámetros de privacidad e incluso es buena idea utilizar una cuenta de correo diferente a la que utilizamos para temas transcendentales. Una foto y un formulario detallado sobre nuestra persona bastan en ocasiones para llevar a cabo una suplantación de identidad.

Precisamente las redes sociales tienen otra utilidad para estos atacantes ya no como fin sino como medio. Utilizan estas plataformas para distribuir todo tipo de estafas enmascaradas como concursos (reparten smartphones o tablets en su mayoría) o vídeos (sobre temas actuales y morbosos) que puedan resultar llamativos para los usuarios y colar el malware en sus equipos.

El correo electrónico también se utiliza para fines ilícitos. Los más recurrentes últimamente, las campañas de phishing. Para los que todavía no sepan lo que es, aprovechan para hacerse pasar por entidades bancarias o empresas que a priori son de nuestra confianza para solicitarnos datos relevantes (número de cuenta, contraseñas, dirección, número de teléfono, etc.). Ten presente que estos no son los medios utilizados para pedir este tipo de información sensible así que ignora el mensaje y si quieres despejar todo tipo de dudas, realiza una llamada de teléfono para confirmarlo.

Aprovechando la mala situación económica actual, existe una variante que ha crecido enormemente durante los últimos años. Ofertan puestos de trabajo con condiciones deseables para la mayoría de estas personas que se encuentran en el paro y en serias dificultades para llegar a fin de mes. Como antes, desconfía, no hagas clic en los enlaces que llegan a través del correo y no des datos personales.

Incorpora algunas costumbres

paypalUtiliza servicios que como Paypal y Google, utilicen mecanismos de verificación dobles, es decir, contraseña y un mensaje de texto que garantiza que somos nosotros quienes vamos a acceder. También es una buena costumbre no mantener archivos, especialmente documentos del banco o facturas, en nuestro teléfono móvil u ordenador principalmente si no tenemos en cuenta el resto de apartados de este artículo. Además y como medida preventiva, vigila el estado de sus cuentas bancarias, haciendo especial hincapié en los días posteriores a una compra online. Actuar rápidamente es vital en caso de ser víctimas de cualquier tipo de ataque.

Utiliza antivirus y mantén actualizado el software

Mantén actualizado todo el software instalado en tu equipo. Los responsables de estas herramientas corrigen constantemente los errores y vulnerabilidades que aprovechan los hackers. Y por último, no dejes de utilizar programas antivirus y anti-malware tanto en PC como en el móvil. Existen algunas alternativas gratuitas que pueden ofrecer un servicio aceptable, estúdialas y utiliza aquella que mejor se adapte a ti. Para mayor protección siempre nos quedarán las múltiples opciones de pago.

Fuente > ZDNet